Río Chícamo

Publicado: enero 13, 2011 en Senderos

En mi afán por ir actualizando el blog, hoy me toca subir la ruta que realizamos en febrero del pasado año por el río Chícamo; pero la buena, no la primera en la que empezamos a andar buscando el río en sentido contrario durante horas y horas. Fue en ese momento cuando decidimos comprar el GPS, ¡bendito aparato!.

El río Chícamo es un pequeño afluente del Segura que nace cerca de la pedanía de Macisvenda, en el noroeste de Abanilla, y que origina un valle de abundante vegetación en medio de un paisaje de tierras áridas, poblado con palmeras y cuevas en los farallones de sus riberas. A este paraje se le conoce como “la Palestina Murciana”

El agua que fluye, procedente de un humedal plagado de carrizos, nos va marcando la senda que debemos seguir.

Cerca de su nacimiento nos encontramos con la presa del Chícamo, con una pequeña playa, junto a un gigantesco taray y un oasis de palmeras. Es zona de hábitat del fartet, un pequeño pez que está en peligro de extinción.

Las aguas eran conducidas por esta presa hasta un molino de cubo, ahora en ruinas, construido en 1844 y abandonado en los años sesenta.

Continuamos el camino por la umbría manteniendo el río en nuestro margen derecho, aunque en ocasiones debemos cruzarlo de un lado a otro buscando la orilla libre de juncos y cañaverales.

Llegamos a la zona más espectacular del río, la estrecha garganta del Cagel (o Cager); un terreno de altas paredes de arenisca fosilizada que el tiempo y la erosión se han encargado de excavar y modelar dando lugar a un fascinante paisaje.

Al salir del desfiladero el valle se abre, observando el horizonte “palestino” de campos abiertos. Aquí la tierra es margosa, dando lugar a impresionantes formas erosionadas y farallones de conglomerados que conforman un bello paisaje lunar.

Cruzamos la presa del Cagel y una antigua central hidroeléctrica abandonada para llegar a la Umbría, una pedanía de Abanilla, casi deshabitada. Allí comeremos a la vuelta, cerca de unas casas-cueva, en un pequeño oasis de palmeras, rodeados de pequeños montes de margas, yesos y calizas.

Tras casi 6 Kilómetros hemos llegado a la aldea del Tollé, donde damos media vuelta y emprendemos el regreso por el mismo camino.

El río Chícamo está considerado como un lugar de gran interés geológico, botánico y faunístico.

Un consejo: por el desfiladero pisamos muchas veces el agua, por lo que debemos calzar botas impermeables de monte.

  • Distancia total: 11 Km.
  • Desnivel: 175 m.
  • Duración: 5 h.
  • Descarga aquí el track de la ruta.

Imágenes del primer intento y de la ruta por el río Chícamo:

Anuncios
comentarios
  1. miguel buzon dice:

    hola muy buenas:

    soy de cadiz y estoy viviendo en cartagena, estoy por iniciarme en el bonito mundo del snderismo ya que me gusta vastante la naturaleza, pero aqui no conozco a nadie que le guste el asunto. bueno, dejo mi e_mail por si alguien puede ayudarme. josemiguelbuzon@hotmail.com
    espero respuestas y podamos hacer buenas amistades.

    un saludo.

    miguel buzon

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s