Chulilla: Puentes colgantes, barranco de Vallfiguera y Charco Azul

Publicado: julio 21, 2019 en Senderos

IMG_0749

Pasamos el fin de semana en Chulilla para adentrarnos en el paraje de las Hoces del Turia. Concretamente hicimos la ruta que abarca los puentes colgantes (Los Calderones o senda de Los Pantaneros), las pinturas rupestres del barranco de Vallfiguera y el Charco Azul.

Se trata de una ruta circular de unos 17 Km. de gran belleza y que no conlleva ningún sobreesfuerzo.

Estos puentes, de reciente construcción (2013), sustituyen a los que existieron en los años 50, durante la construcción del Embalse de Loriguilla y que desaparecieron tras la riada de octubre de 1957.

La función de estos puentes era la de atajar el camino a los trabajadores de las obras del embalse que iban desde Chulilla al pantano.

Partimos desde la plaza Mayor de Chulilla y nos dirigimos hacia el aparcamiento que hay a la entrada del pueblo. Siguiendo la carretera, al poco, a la izquierda, tomamos el sendero SL-77 que desciende suavemente hasta el barranco de la Cueva. Desde allí ascendemos por una senda hasta llegar a unos escalones artificiales que descienden hasta Los Calderones y el primer puente colgante, situado a unos 15 m. sobre el cauce del río y unos 21 m. de longitud.

Cruzado este puente y situados en la ribera izquierda del río, aguas arriba, caminamos un poco y llegamos al otro puente, a unos 5,5 m. sobre el cauce, que nos vuelve a llevar a la ribera derecha. Seguiremos esta senda hasta llegar al embalse de Loriguilla, entre una exhuberante vegetación de ribera y el gran cañón por donde discurre el Turia, paraíso de escaladores.

Llegados al embalse tomaremos dirección Sur por una pista de continua ascensión. Quitando las impresionantes vistas del embalse, es la parte del recorrido menos agradecida, debido a la falta de vegetación y al prolongado ascenso.

Superada la cota más alta del recorrido comenzamos a descender hasta llegar al barranco de Valfiguera. Una senda a la izquierda marcada como PR-V77 y con indicaciones hacia las Pinturas Rupestres nos indica el camino que debemos seguir.

De nuevo nos sumergiremos en la frondosa vegetación, que ya echábamos de menos, por un sendero estrecho que nos lleva a las pinturas rupestres.

Para acceder a ellas debemos dejar el sendero y ascender por unos escalones hasta llegar a un recinto protegido con rejas y donde podremos dislumbar algunas de estas pinturas.

Tras regresar al sendero que abandonamos para ver las pinturas, continuamos ascendiendo por la ladera, disfrutando de los picos del Cerro Negro y la Moratilla.

Continuaremos por el sendero hasta encontraremos con la población de Chulilla.

Tras descender y atravesar el Turia, tomamos la senda botánica (SL-CV 74) que junto al margen del río nos conduce hasta la Peña Judía y el Charco Azul. En éste se encuentra una pasarela en deficiente estado de conservación.

Para regresar al pueblo tomamos una senda a la izquierda que asciende hasta el centro del pueblo.

  • Distancia recorrida: 16,75 Km.
  • Desnivel positivo: 760 m.
  • Cota máx.: 504 m.
  • Duración con paradas: 5 h.
  • Descarga aquí el track de la ruta.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s