Cabezo del Puerto de la Cadena

Publicado: diciembre 16, 2010 en Lugares de interés, Senderos

Debido a mis estudios y luego a mi trabajo, crucé el Puerto de la Cadena infinidad de veces, antes y después de la construcción de la autovía, primero en autobús y años después en coche. Siempre sentí curiosidad por saber que se escondía más abajo, entre los árboles, la rambla y riachuelos que veía pasar a gran velocidad. Al igual que siempre me imponía el gran cabezo, que de noche, y de regreso a Cartagena, me hacía recordar al Monte del Diablo de la película de Spielberg.

Decidí buscar información de la zona y quedé sorprendido por la cantidad de historia que encierra el Puerto de la Cadena y que la mayoría desconoce: sus castillos árabes, las huellas que quedaron en la roca tras la extracción de muelas de molino, tramos de la calzada romana que enlazaba Cartagena con Toledo, canalizaciones, fuentes, restos de acueductos árabes, puentes centenarios, etc.

Hace cinco años realicé una pequeña excursión con mis hijos y disfrutamos de todo ese paisaje, su vegetación y sus pozas de agua, pero nos quedó subir a la Asomada, el castillo que se encuentra en la cima del Morrón.

El pasado 14 de noviembre por fin llevé a cabo mi sueño de subir a esa cima, y dos veces mejor que una, ya que efectuamos un previo para ver si era apta para ir con niños. A la semana siguiente realizamos la ruta, donde participamos 23 personas, la mitad niños, que disfrutaron de un buen día de sol, naturaleza e historia.

Extraigo de la verdad.es un artículo de José María Galiana que describe la ruta y el lugar mucho mejor de lo que lo haría yo:

“A menudo, cuando amanece, la neblina invade la rambla del Puerto de la Cadena, curso de agua esporádico que vierte su caudal al valle del Segura. A lo largo del cauce, generoso en restos arqueológicos, pozas de agua cristalina y frondosa vegetación, se han documentado tortugas fósiles del mioceno de más de un metro de longitud (debieron ser desplazadas mar adentro por las corrientes), y esparcidas por la ladera aún se descubren restos de cerámica argárica. Paso natural del campo de Cartagena al valle del Segura, la rambla conserva tramos de la calzada romana que enlazaba Cartagena y Toledo, así como un centenar de círculos excavados en la roca correspondientes a las piedras de molino que extrajeron los musulmanes en el siglo XIII.

Durante la Edad Media, el Puerto de la Cadena fue una de las vías de acceso a Murcia desde la costa (entonces se llamaba Puerto de Cartagena). En 1432 se llevaron a cabo obras de acondicionamiento para facilitar el paso de las carretas, y en 1480, Alonso de Sevilla, «maestro de calzadas», realizó las reformas pertinentes «a cambio del usufructo del camino y el cobro de la renta que produjera durante cinco años».

Ese peaje fue denominador común durante siglos; evidencia de ello son las Casas del Portazgo situadas estratégicamente en la primera y más pronunciada curva del puerto en dirección a la ciudad departamental, más arriba del caserío de La Paloma. Portazgo tiene un doble significado: derechos que se pagan por pasar por un sitio determinado de un camino, o edificio donde se cobran.

Serafín Alonso, autor del Libro de los castillos y fortalezas de la Región de Murcia, indica que el «control de las galeras y correos a caballo, diligencias y carruajes de labor, así como el pago del portazgo por las viandas y otros artículos de consumo sujetos al pago o alcábala (pescado, carne, huevos, etc.,) se realizaba en las construcciones levantadas a la bajada del camino». Era imprescindible pagar las tasas «para que quitaran la cadena» de ahí el topónimo de Puerto de la Cadena.

Hasta mediados del siglo XX, las ramblas han sido espacios transitados y llenos de vida debido a la existencia de fuentes, caza y vegetación. Legendario cruce de vías pecuarias donde los pastores celebraban sus asambleas, de aquí partía la cañada real de Torreagüera de 23 kilometros de longitud hasta adentrarse en el reino de Valencia.

Cuando el excursionista se adentra en la rambla, a la altura de las casas del Portazgo, agradece la espesura del pinar, el aire que mece las cañaveras, la amenidad de una rambla poblada en sus comienzos de granados, limoneros, olivos e higueras. Inmerso en la pinada, sale al paso un cipresal, y flanquean el sendero eucaliptos, baladres, algarrobos, plantas aromáticas, muros de presa, canaletas y pozas de agua que, en ocasiones, estrechan el camino. Al otro lado de la autovía, junto a las casas del Portazgo, se ven los muros del castillo del Portazgo que alardeaba de tres torres prismáticas macizas, y se comunicaba visualmente con la fortaleza del Puerto de la Cadena, incrustada en el Morrón, a 531 metros de altura, una muela muy escarpada de difícil acceso por la cara septentrional.

Desde la fortaleza, dominando la antigua cañada, se avista todo el campo de Cartagena, las sierras prelitorales, el Mar Menor y las vegas del Guadalentín y del Segura, privilegiada atalaya desde la que se hacían fuegos y ahumadas para avisar de las incursiones piratas. De planta cuadrangular y muros de tapial a base de mortero, tenía cincuenta metros de lado por uno de grosor y diez torreones de planta rectangular y catorce metros de altura. Fue el último sueño de Ibn Mardanish, el legendario Rey Lobo que hizo de Murcia la capital del Levante peninsular. Ahora, ocho siglos más tarde, incrustados en la escarpada meseta, los muros maestros de aquel castillo inacabado se esparcen por el Morrón, espacio habitado desde la Edad del Bronce.

De la rambla a la cima hay unos tres kilómetros de continua pendiente siguiendo una senda de un metro de anchura que va ganando altura y nos lleva a rincones de quieta inmediatez y cielo fragmentado. La pendiente va bordeando otra rambla hasta llegar al collado Mosqueras. Finalmente, ascendiendo entre rocas, se alcanza el castillo por la cara norte. La mejor opción es seguir el sendero que rodea la fortaleza y ganar la cumbre por la vertiente meridional. Merece la pena.

El aire frío de estos días barre las ruinas del castillo del Puerto de la Cadena, construido sobre restos fenicios y un «castro» romano (de hecho, el tipo de planta del castillo no es árabe).

Abajo, el sol dora los muros del castillo del Portazgo, propiedad de un conocido empresario murciano. Se alza en una quebrada estribación de la sierra y sus defensas se limitan a las tres torres macizas prismáticas citadas con anterioridad. Como el castillo de la Atalaya, descubre la entrada del largo y serpeante desfiladero surcado por la calzada romana que, tras salvar el Puerto de la Cadena, se dirigía al caserío de Voz Negra, villa romana situada en las inmediaciones de Alcantarilla”.

  • Recorrido total: 4,800 Km.
  • Desnivel: 322 m.
  • Cota máx.: 528 m.
  • Duración: 3 h.
  • Descarga aquí el track de la ruta.

Imágenes del previo, ruta al Cabezo del Puerto y visita al Castillo del Portazgo:

Anuncios
comentarios
  1. Jose dice:

    Hola!!!!
    Me gusta mucho esta pagina….yo y un grupo de amigos solemos salir casi todos los fines de semana de senderismo,y he visto sitios que no conocia ni habia oido hablar y que porsupuesto, iremos como el denominado valle del infierno,o el monte arabí…..y nada agradecer la información y haber si nos avisas y algun dia hecemos una ruta juntos….tambien deciros que la sierra de Castril que he visitado este año pasado 4 ceces, está muy bien y esta cerca,(CERRO DE LAS EMPANADAS,NACIMIENTO RIO CASTRIL,MOLINO DE LA CERRADA)…….y nada que nos vemos haciendo caminos!!!!!!
    Y ESO ES TODO AMIGOS!!!!!!!!

  2. senderosdecartagena dice:

    Nos alegramos de que os guste nuestro blog, y más de que le deis uso, que para eso nos lo curramos, jeje. Seguiremos tu consejo de la sierra de Castril y a ver si hacemos alguna ruta por allí esta temporada.
    Si queréis veniros alguna vez con nosotros echadle un vistazo a nuestro Facebook que es donde ponemos nuestros próximos eventos.
    Un abrazo!!

  3. Alejandro dice:

    Gracias por la web y por las fotos tan llamativas…quiero subir este finde y mezclarme algo con la naturaleza…que bastante cansado estoy del asfalto y para un rato que tengo de evasion y pensamiento,lo quiero aprovechar…si sabes de sitios que merezca la pena hacer camio por ellos,comentalos por aqui si es posible,te lo agradecere ya que quiero empezar a disfrutar lo que poco a poco estamos destruyendo…un saludo y muchas gracias

  4. manuel dice:

    Hola, mañana queremos hacer esta misma ruta. Tengo la duda de que llevamos varios niños de 4-7 años y por lo que he leído en algún sitio me ha parecido entender que la ruta tiene algunos puntos peligrosos. Si leeis el mensaje a tiempo, agradecería que me aclaraseis si es así. Saludos

    • senderosdecartagena dice:

      Bueno, depende de la experiencia que tengáis en esto. Los últimos tramos no es que sean peligrosos pero si tienen pendiente y pueden ser resbaladizos, aunque la caída no pasaría de una culada, vamos, que no te caerías por ningún precipicio. Nosotros llevábamos muchos críos, pero ninguno bajaba de los 7 años. Yo creo que de la mano por las zonas más complicadas no deberíais tener problemas, pero ya te digo, si tenéis un poco de experiencia.
      Si la hacéis contadme como os fue, así servirá de orientación a otros senderistas que piensen hacer la ruta. Gracias!!!!

  5. manuel dice:

    Hola de nuevo. Al final hicimos la excursión y todo fue bien. Es una excursión muy bonita y por las vistas del final merecen la pena el esfuerzo invertido. Realmente el único trozo que encontramos complicado fue la subida y bajada del castillo; hay algunas zonas que son piedra lisa y es fácil caerse si no vas con cuidado. Afortunadamente no tuvimos ningún percance; eso sí, algunos niños y algún que otro mayor bajamos algún pequeño tramo sentados. Aparte de este tramo hay un par de subidas durillas (al menos para principiantes como nosotros): la primera subida que hay justo después de los troncos y la subida inmediatamente anterior a la del castillo. En definitiva, yo estaba un poco preocupado por algunos comentarios que había visto en otras webs, pero la excursión se puede hacer perfectamente sin peligro alguno (nosotros llevábamos 5 niños entre 6 y 7 años). Una duda me queda: ¿cómo se llega a la zona de los tubos? Un saludo

    • senderosdecartagena dice:

      Me alegro de que no tuvierais problemas para realizar la ruta y de que hayáis disfrutado de las maravillosas vistas desde el castillo.
      Supongo que el tubo al que te refieres es el que aparece en la última foto. Este se encuentra de regreso, siguiendo el cauce de la rambla en lugar del sendero. Cruza la autovía por debajo y llega hasta una pista de tierra que sube al otro castillo, el del Portazgo.

  6. pablo dice:

    castillo de la asomada, el de la atalaya esta en cartagena o villena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s