Els Canalons (Alcoy)

Publicado: junio 10, 2014 en Senderos

P1180282

Esta vez nos desplazamos hasta tierras alicantinas buscando una ruta algo más fresca que lo que nos encontramos por nuestra zona en esta época previa al verano, concretamente hasta Alcoy. Estábamos equivocados, a pesar de toda la exuberante vegetación que nos protegía de los rayos del sol, las pozas de agua y el pequeño río, sufrimos una temperatura asfixiante de 30º.

A pesar de ello disfrutamos de una preciosa ruta que transcurre por el cauce del río Polop. Recomendable sobre todo para realizarla en las estaciones de otoño o invierno, donde la vegetación se muestra en todo su esplendor y el caudal de agua es mayor.

Nuestra ruta da comienzo en Alcoy, en el barrio de Batoi, muy cerca del estadio del C.D. Alcoyano. Al final del barrio hay un gran parque donde dejamos el coche y se inicia la Vía Verde de Alcoi a Agost.

A los pocos metros de caminar por la Vía Verde nos desviamos hacia la izquierda por un sendero que nos lleva entre chopos hasta la Font del Quinzet. Debido a la sequía que estamos sufriendo, su caño, como el del resto de fuentes que visitamos, no manaba ni gota.

Desde la fuente seguimos por la vereda del río Riquer, que aguas arriba confluye con el río Polop. Cruzamos por debajo del grandioso Puente de las Siete Lunas (Pont de les Set Llunes) y continuamos hasta llegar al merendero del Racó de Sant Bonaventura, primera visita obligada.

Allí, disfrutamos de las aguas del río Polop que se dejan caer por las rocas saltando de poza en poza formando pequeñas cascadas.

En esta zona recreativa se inicia la ruta de Els Canalons que asciende por el lado izquierdo de las cascadas hasta la parte de atrás de estas.

Durante el camino nos vamos encontrando pasarelas de madera que nos permiten cruzar el cauce del río de una a otra orilla sin mayor problema.

Ya andados unos 4 km. desde el inicio nos encontramos con una gran poza, poco profunda, solo sorteable haciendo uso de unas cadenas ancladas a la pared. Con un poco de precaución para evitar resbalones se cruza fácilmente.

Todo el camino está perfectamente señalizado con carteles informativos sobre la fauna y flora que nos vamos encontrando. Un paraje en el que predomina el bosque de ribera formado por chopos y sauces. Ademas de encinares, fresnos, arces y el habitual pino carrasco.

Llegamos a otra zona medio complicada por el riesgo de resbalar y caer. Se trata de ascender una ladera rocosa con un desnivel de varios metros ayudados por otras cadenas ancladas en la roca, que sin ser imprescindibles, ofrecen bastante seguridad.

Después de cruzar esta ladera nos encontramos con dos grandes farallones de roca calcárea llenos de cuevas y oquedades producto de la erosión del agua, tanto de la lluvia como del río: Els Canalons.

Continuamos nuestro camino hasta llegar a una cavidad en la roca, ideal para descansar y almorzar. De allí parten dos senderos, el GR7 que sigue en ascenso hasta el Santuario de la Font Roja, y el que seguimos hacia la derecha con dirección al Castillo de Barxell.

Siguiendo el camino nos encontramos con la antigua fortaleza, el Castillo de Barxell, el cual se encuentra en un estado bastante ruinoso, cosa que no impide que lo visitemos.

Descendemos del castillo en dirección a la carretera, pero antes de llegar a ésta cogemos un sendero hacia la derecha que se adentra en la montaña y que la recorre con subidas y bajadas a media altura. Entre pinares llegamos hasta el Salt.

Terminamos el recorrido por la Vía Verde, cruzando el puente sobre el exiguo Río Barxell y luego un túnel hasta llegar a Batoi.

  • Distancia recorrida: 12,28 Km.
  • Desnivel positivo: 385 m.
  • Cota máx.: 764 m.
  • Duración con paradas: 5 h.
  • Descarga aquí el track de la ruta.

 

Barranco de la Hoz (Sierra Espuña)

Publicado: mayo 27, 2014 en Senderos

P1180241

Esta ruta es de las más salvajes que hemos realizado. Cuando digo salvaje me refiero a que es una ruta que transcurre por un territorio prácticamente virgen, sin sendas ni marcas, siguiendo el cauce de una rambla, con bastantes trepadas, sorteando obstáculos y una espesa vegetación.

El Barranco de la Hoz, uno de los más grandes de Sierra Espuña, se encuentra en la parte Norte de ésta, entre las poblaciones de El Berro y Pliego.

Siguiendo la carretera C-3315 de Alhama-Pliego y aproximadamente en el Km. 47 nos salimos para coger la pista forestal de la MCT y la continuamos unos 3,5 Km. para llegar al inicio de la ruta. Allí aparcamos el coche, frente al cortafuegos por el que descenderemos de regreso.

Comenzamos nuestro recorrido tomando el camino que sale hacia la derecha y lo seguimos unos 1300 m. hasta llegar a un recodo donde abandonamos el sendero para adentrarnos en la rambla.

Pronto comenzamos a maravillarnos con las impresionantes vistas de las verticales paredes que conforman el barranco, salpicadas de oquedades y grandes cuevas muy interesantes de visitar. Caminamos rodeados de una exuberante vegetación de ribera y plantas trepadoras adosadas en las rocas y siempre acompañados de mariposas, esquivas cabras montesas y cuervos.

Continuamente seguimos el lecho de la rambla que sólo abandonamos para ascender a las cuevas. Vamos sorteando y trepando rocas, algunas de gran tamaño, hasta llegar a uno de los obstáculos más complicados, una represa de unos 6 m. que debemos trepar y que, por propia experiencia, aconsejo subir por el lado izquierdo.

Tras cruzar la represa nos encontramos con numerosas pozas de agua que, a pesar de la sequía que sufrimos, aun contienen algo de agua. Una de éstas la rodeamos subiendo por la ladera.

Tras 7 km. de recorrido, llegamos a la pista forestal de Prado Chico, donde iniciamos el camino de regreso. Ascendemos por la pista hacia la izquierda y luego salimos de ésta para crestear en dirección Norte por la arista del Cerro de las Lagunas, la pared izquierda de la rambla aguas arriba. Seguimos caminando por este terreno kárstico hasta alcanzar un cortafuegos que nos lleva al punto de partida de la ruta.

No esperéis ver marcas o sendas. Os aconsejo seguir el track de “Malpaso” que os adjunto y que, aunque a veces no lo parezca, os llevará a buen fin.

No recomiendo esta ruta a personas con vértigo, poca forma física o que no estén dispuestas a trepar. Tampoco la recomiendo para grupos muy numerosos porque se ralentiza mucho en algunos tramos, sobre todo en las trepadas.

  • Distancia recorrida: 13,26 Km.
  • Desnivel positivo: 485 m.
  • Cota máx.: 985 m.
  • Duración con paradas: 7 h.
  • Descarga aquí el track de la ruta.

 

Peñalta (Benatae)

Publicado: abril 24, 2014 en Senderos

P1100959

Aprovechando que fuimos a pasar un fin de semana a Benatae (Jaén) decidimos subir la cumbre de Peñalta (1.412 m.). Para ello nos dirigimos hacia el área recreativa de la Fuente de San Miguel siguiendo una pequeña carretera forestal hacia Puentehonda durante 1,5 Km. Allí nos encontramos el panel de inicio de este sendero (PR-A 179) que transcurre por una estrecho senda con fuertes pendientes. La vegetación que predomina en la zona es el pino negral, enebros, lentiscos, jaras y coscojas. Durante un tramo la senda zigzaguea por un cerrado encinar de notable valor ecológico.

Siguiendo nuestra ruta, donde se une el PR-A 148 procedente del Pilarillo (Orcera) y antes de iniciar el último tramo de ascenso a la cumbre, nos encontramos con un espléndido mirador natural. Este último tramo de herradura se hace por un entorno más rocoso y pelado. En la cima, que es la coronación de una afilada lastra, nos encontramos una caseta forestal. Desde ella gozamos de una hermosa panorámica del macizo segureño, las sierras de Alcaraz, Cazorla y Las Villas, y las poblaciones de Siles, El Cambrón, El Yelmo y Segura de la Sierra.

Descendemos por la senda que pasa por la Buitrera de Benatae, un espolón rocoso con unas hermosas vistas de los bosques y calares del norte de la comarca.

  • Distancia recorrida: 7,47 Km.
  • Desnivel positivo: 476 m.
  • Cota máx.: 1.420 m.
  • Duración con paradas: 4 h.
  • Descarga aquí el track de la ruta.

P1140871

Esta ruta da comienzo en el Salto del Usero, en Bullas.

Durante milenios, el agua del río Mula ha esculpido esta zona dando lugar a una cascada que alberga dentro de una cúpula natural de travertinos, una impresionante poza de agua. La belleza de la casacada junto al verdor de la vegetación hacen de este paraje uno de los más bellos de la región.

Tras contemplar el Salto del Usero y sus refrescantes pozas de agua nos dirigimos a la cumbre del Castelar (993 m.) ascendiendo por una continua pendiente que no requiere gran esfuerzo. En nuestro ascenso al punto geodésico nos encontramos con las ruinas de un castillo árabe del siglo XI estratégicamente situado, ya que desde su enclave se controla visualmente las poblaciones de Bullas, Cehegín y Caravaca.

La bajada es un poco más abrupta, ya que tiene bastante pendiente, pasando por un cortafuegos hasta alcanzar una pista de montaña.

Aunque nosotros fuimos en febrero también os recomiendo ir en verano para refrescarse en las aguas del Salto del Usero.

  • Distancia recorrida: 7,95 Km.
  • Desnivel subiendo: 396 m.
  • Cota máx.: 993 m.
  • Duración con paradas: 5 h.
  • Descarga aquí el track de la ruta.

 


P1130902

A pocos kilómetros de Caravaca de la Cruz se encuentra esta pedanía de gran riqueza arqueológica. Una ruta que prometía ser sencilla y corta pero que por despiste y una cerca que rodeaba un coto de caza, complicamos un poco y nos quedamos con ganas de llevar a buen fin.

Aún así disfrutamos de lo que nos fuimos encontrando. Desde yacimientos ibero romanos hasta restos almohades, pasando por su ermita del s. XVI.

Al Estrecho de la Encarnación se accede por la carretera que va de Caravaca a Lorca, donde a unos 8 km de Caravaca o a unos 2 km del cruce de Barranda (venta de Cavila), aparece a la izquierda una carretera (señalizada como La Encarnación), que nos lleva al Estrecho.

Al poco de empezar a caminar, lo primero que nos encontramos, rodeada de un bosque de coníferas, es su ermita del s. XVI. En el lugar que ocupa se levantaron dos templos romanos de orden jónico de los siglos I y II a.C. Estos restos son identificados como restos de la antigua localidad de Asso.

En la Sierra de las Cabras, lugar donde se sitúa la ermita, se encuentra a excasos 100 m. de ésta y en plena espesura, una cantera romana de donde se extraía la piedra para los templos.

Los restos del poblado íbero romano de Villaricos y Los Villares se encuentran muy cerca de la ermita, tras atravesar el barranco de la Virgen.

Terminamos la ruta en el Estrecho de las Cuevas, un paraje natural de chopos, álamos y fresnos donde el río Quipar discurre por un cañón lleno de cuevas.

En una de estas cuevas se levanta una singular fortificación almohade, la llamada Cueva Castillo del Rey Moro, portazgo construido a finales del s. XII y estratégicamente situado en el antiguo camino de Caravaca de la Cruz a Granada para cobrar los derechos de paso por el desfiladero.

La fortificación se alza a 15 m. de altura sobre el río Quípar, cerrando el muro una de las cuevas del Estrecho. La parte superior del muro está coronada por almenas, presentando además saeteras.

Otra de las cuevas importantes es la Cueva Negra, del paleolítico medio, donde se han encontrado restos de animales y del hombre de Neanderthal.

  • Distancia recorrida: 8,00 Km.
  • Desnivel subiendo: 270 m.
  • Cota máx.: 848 m.
  • Duración con paradas: 3 h.
  • Descarga aquí el track de la ruta.

Puerto de la Cadena

Publicado: marzo 18, 2014 en Senderos

P1170894

La ruta que realizamos recorre un lugar lleno de historia. El Puerto de la Cadena ha sido siempre el paso natural de Cartagena al interior. Muestra de ello es que por él pasaba una ramificación de la Vía Augusta. Esta calzada romana que seguía el litoral Mediterráneo comunicaba la cuenca del Ródano en la Galia (Francia) con Gades (Cádiz)

Comenzamos nuestro recorrido en la Venta del Puerto, junto a la gasolinera de Las Cumbres. Tomamos dirección a la “Venta de los Civiles” y antes de llegar a ésta cruzamos la autovía bajo uno de los primitivos puentes de la carretera de Murcia.

De allí parte un sendero que se irá elevando hasta llegar a una bifurcación que accede al collado Mosquera y desde éste, con una pequeña trepada llegamos hasta el castillo de la Asomada. Este castillo árabe del s. XII levantado por Ibn Mardanish, el Rey Lobo, forma parte de una serie de construcciones junto al castillo del Portazgo inferior y el superior. Recientes descubrimientos afirman que este castillo fue el panteón real donde fueron enterados varios emires murcianos de la tercera taifa como Aben Hud, quien se rindió en 1266 ante el Infante Alfonso entregando las llaves de la ciudad de Mursiya (Murcia)

Abandonamos el castillo y volveremos al sendero principal siguiendo hasta descender vertiginosamente hasta las Casas del Portazgo. Este nombre significa “derechos que se pagan por pasar por un sitio determinado de un camino, o edificio donde se cobran”. En este lugar se cobraban las tasas a las galeras y correos a caballo, diligencias y carruajes de labor que utilizaban el camino. Al pagar el portazo se quitaba la cadena para que pudieran pasar, de ahí el topónimo de Puerto de la Cadena.

En esa zona se encuentra la fuente del caño, numerosas pozas de agua y canalizaciones realizadas en la Edad Media para aprovechar el agua. Junto a las casas del Portazgo se encuentra la zona recreativa y los restos del castillo árabe Portazgo inferior. En este castillo del siglo XII, que en su día estuvo unido al Portazgo superior, se han encontrado varios aljibes y podría haber albergado las caballerizas. Siguiendo el curso de la rambla dirección sur y a pocos metros cruzamos la autovía por un túnel cilíndrico que nos lleva junto a otro antiguo puente donde podemos observar que los tabaires que forman sus muros tienen incrustados restos de conchas y fósiles.

Dejamos el puente y empezamos a ascender saltando previamente una valla, hasta el castillo del Portazgo superior. Se trata de un palacio fortaleza que aún conserva varios arcos de estilo árabe, algunas estancias abovedadas y unos baños árabes.

Unos metros más adelante dirección Norte, donde me tropecé con un montón de rocas con conchas incrustadas de cuando el antiguo mar Mediterráneo (Tetis) cubría estas tierras, nos encontramos con una casamata (nido de ametralladoras) de la Guerra Civil construida en 1938 y en buen estado de conservación. Su función era la de controlar el paso por el Puerto de la Cadena. También podemos observar la línea de trincheras que conducían hasta la casamata.

Regresamos por el mismo camino descendiendo del castillo hasta volver a la rambla del Puerto. Continuamos su cauce y empezamos a observar las huellas que dejaron los árabes en la roca con la extracción de muelas de molino y restos de otras que se dejaron a medio extraer. Todo ello rodeado de más pozas de agua cristalina llenas de vida como renacuajos y cangrejos de río.

Más adelante nos encontramos con los restos de la Vía Augusta que conectaba todo el litoral Mediterráneo con marcas en la calzada que unos dicen que son de carros y otros que son canalizaciones para el agua. Nos adentramos un poco más y damos con la fuente de la Marrana, de agua no potable.

A unos metros se encuentra otro puente que nos conduce al monumento falangista obra del escultor Anastasio Martínez erigido en 1970 en memoria de Manuel Bruquetas, el primer fusilado en Murcia durante la contienda de la Guerra Civil. Dentro de este puente se llevaron a cabo numerosos fusilamientos.

Volvemos a la rambla y la seguimos hasta llegar a otro puente que nos lleva hasta la antigua cantera de calizas donde aun se mantienen en pie de forma ruinosa dos edificaciones.

Desde allí y siguiendo el trazado de la autovía llegamos a la antigua casa de los Peones Camineros (Venta de Los Civiles) donde de pequeño residió con su familia el famoso pintor murciano Luis Garay. Unos metros más adelante llegamos a los coches aparcados en la gasolinera de Las Cumbres.

  • Distancia recorrida: 13,600 Km.
  • Desnivel subiendo: 670 m.
  • Cota máx.: 502 m.
  • Duración con paradas: 5 h.
  • Descarga aquí el track de la ruta.

La Sagra

Publicado: marzo 19, 2012 en Senderos

La Sagra (2.383 m.), situada al Norte de la provincia de Granada, cerca del municipio de la Puebla de Don Fadrique, es el pico más alto de la cordillera Subbética. Un gran reto para muchos de nosotros que vamos con la incertidumbre de si podremos llevarlo a cabo.

Días antes estuvo lloviendo y desconocemos en que condiciones nos encontraremos la cima y si podremos llevar a cabo nuestro proyecto. Pero no es así, la Sagra se presenta hermosa, en un día limpio y soleado, sin nubes que oculte su cima, dispuesta a ser conquistada.

Si, lo logramos, con la satisfacción que conlleva coronar uno de los picos más altos del Sur peninsular. Aun más gratificante si lo haces rodeado de buenos amigos con quienes compartir esos momentos tan especiales que ya forman parte de la historia imborrable de tu vida.

Para esta ocasión alquilamos un autobús que nos lleva hasta el inicio de la ruta, un hotel en los Collados de La Sagra. Allí se nos une un perro al que bautizamos Niebla, un animal de gran nobleza que nos sigue toda la ruta acompañando siempre al más rezagado y al que cogemos mucho cariño.

Al poco de comenzar tenemos que saltar una valla para acceder al sendero que se dirige al Collado de las Víboras, lugar por donde subimos a la cumbre. El camino se inicia rodeado de pinares y en las zonas de umbría aun permanecen neveros y zonas de hielo que dan algún que otro susto, pero ningún problema.

Ascendemos por el Collado de las Víboras, siguiendo la senda marcada por hitos, hasta la Piedra de los Caramelos y la Sagra Chica, el trayecto más duro de la ruta por sus 500 m. de desnivel en una distancia muy corta. Desde allí y disfrutando de las vistas vertiginosas del embudo que asoma por nuestra derecha, llegamos al punto geodésico de La Sagra. En la cima, una temperatura de 1° y un viento de unos 80 km. nos impide quedarnos más tiempo que el necesario para firmar en el libro de visitas y hacernos unas cuantas fotos. Las vistas desde allí eran espectaculares pudiéndose ver nítidamente hasta Sierra Nevada.

Continuamos en dirección Suroeste hasta un lugar más protegido donde descansar y reponer fuerzas.

Después del merecido descanso comenzamos el descenso por el Bosque Vertical, ni falta hace que diga porqué se llama así. Prácticamente bajamos esquiando por la tierra, lo que conlleva alguna caída sin importancia, pero sobre todo muchas risas.

Al fin llegamos al final del recorrido, no sin antes despistarnos un poco, por no perder la constumbre.

De regreso a Cartagena paramos, como es de ley, a tomarnos unas cervezas y picar algo en una venta de carretera. Echamos unas risas y recordamos los buenos momentos de este día inolvidable.

  • Distancia recorrida: 14,300 Km.
  • Desnivel subiendo: 1.032 m.
  • Cota máx.: 2.383 m.
  • Duración con paradas: 6 h.
  • Descarga aquí la ruta para Google Earth.